Nos infravaloran (pero no por mucho tiempo)

Michael Porter afirma que, por ejemplo en banca, las entidades normalmente sobrestiman los costes y riesgos de las acciones de valor compartido. Y, al mismo tiempo, subestiman los beneficios potenciales. Sea financiación de personas con bajos ingresos, pymes, proyectos ambientales,… Y lo dice un señor difícilmente acusable de perroflauta.

El otro día le escuchaba a Nancy Lublin (dosomething.orghablar sobre la condescendencia cuando le cuentas a alguien a qué te dedicas. Flota la sensación de que no es un trabajo de verdad, que no eres tan profesional, que has decidido estancarte…. Y pasa también en la selección de proyectos de emprendizaje social. La única manera de que salgas entre los primeros es que… ¡sea una convocatoria de innovación social! Bueno, si el proyecto es tecnológico, te puedes acercar bastante…

La buena noticia al respecto es que… ¡ESTÁ CAMBIANDO! Cada vez vemos más proyectos de emprendizaje social en convocatorias “normales” (por ejemplo, esta semana en Ekin+, FomentoSS), cada vez están menos “marginados” los directores de RSE, cada vez es menos raro dedicarte a esto y cada vez buscamos un propósito a lo que hacemos… Sí, y, cada vez, seremos más “normales”… y con ello vendrá la tentación del “Esto lo traje yo a Euskadi“. Así que, solo pido una cosa humildemente: dejad entrar a mucha gente, cada uno con su visión. Que cuando nos aparezcan las ganas volver a exclusividad (léase marginalidad), que recordemos que aquí estamos para provocar un cambio. Que cuando necesitemos llenarnos el ego recordando que llevamos aquí nosecuanto tiempo, nos acordemos de que, cuando nosotros llegamos, ya había gente que nos dejó entrar.

El cambio es imparable. Disfrutémoslo

Iñigo 

Cada vez vemos más proyectos de emprendizaje social en convocatorias "normales", cada vez están menos "marginados" los directores de RSE, cada vez es menos raro dedicarte a esto... Sí, y, cada vez, seremos más "normales"

Rellene el siguiente formulario